Empresa

Celli Empresa

Celli S.p.A. es una empresa con sede en Forlì (FC), que desde 1955 se dedica a proyectar, realizar y distribuir máquinas profesionales para la labranza. Fundada por Alfredo Celli, que fabricaba los primeros ejemplares en un pequeño garaje de su propiedad, la empresa, gestionada todavía a fecha de hoy por la familia Celli, se ha convertido en una sólida realidad y una marca conocida en todo el mundo como sinónimo de calidad, fiabilidad e innovación junto con tradición, cortesía comercial y atención a la persona, desde el cliente a los mismos empleados. Una notoriedad que es también el resultado de las características de los productos Celli: con sus máquinas, de hecho, siguiendo en los años ’60 y ’70 el desarrollo de la mecanización agrícola y tratando de interpretar, lo mejor posible, las necesidades de los agricultores, la empresa ha dejado huella en el panorama de la automatización, introduciendo numerosas novedades técnicas que hoy en día se consideran estándares de mercado. En este sentido, Celli representa una excelencia italiana del sector a nivel mundial: el proyecto de las máquinas se realiza, completamente, en el interior de la empresa, mientras que la producción se produce en Italia, utilizando, exclusivamente, componentes de proveniencia italiana y europea. Hoy, Celli cuenta con, aproximadamente, 60 empleados que trabajan en una sede de 15 mil metros cuadrados cubiertos, que ocupa un área total de 30 mil metros cuadrados. La producción se sitúa en 4 mil unidades al año, para una gama, en su conjunto, decididamente joven (el 30% está en el mercado desde hace menos de 3 años).

Los productos

Comenzó con la producción de la fresadora remolcada TV, adecuada para tractores de orugas, la empresa ha ampliado considerablemente sus actividades a lo largo de los años. A fecha de hoy proyecta, fabrica y distribuye una de las gamas de máquinas más completas de entre las presentes en el mercado, formada por más de 100 modelos de 10 tipos diferentes, es decir:

  • Fresadoras fijas, plegables, de desplazamiento, automáticas y reversibles;
  • Frangor fijos y plegables;
  • Gradas rotativas, fijas y plegables;
  • Cavadoras de azadas;
  • Cortadoras;
  • Máquinas combinadas;
  • Enterradoras de piedras y conformadoras;
  • Subsoladores;
  • Sembradoras;
  • Máquinas esterilizadoras para la desinfestación y desinfección de los terrenos.

Celli propone soluciones adecuadas para todos los tipos de suelo y cultivo, desde huertos frutales y viñedos en Italia hasta las enormes extensiones australianas, pasando por los arrozales coreanos o japoneses. De la misma manera, son capaces de satisfacer a cualquier tipo de cliente, grande o pequeño, que opera en las condiciones más variadas y con las propias exigencias específicas; esto gracias a una multiplicidad, única en su sector, de la gama de maquinarias, que presentan anchuras de trabajo que van de los 80 cm a los 7 metros y pueden acoplarse a tractores con potencias de 15 a 450 caballos, así como al alto nivel alcanzado de personalización de los productos y a la capacidad e la empresa de estudiar, junto al cliente final, la solución ideal para facilitar su trabajo en el campo. En este sentido, hoy en día Celli también diseña y fabrica aplicaciones especiales y soluciones integradas, así como aplicaciones diseñadas exclusivamente para cultivos orgánicos.

La innovación

Los productos Celli no son sólo sinónimo de calidad, durabilidad y fiabilidad: desde el principio, de hecho, la empresa persigue un objetivo de continua innovación, para satisfacer las necesidades de fiabilidad, resistencia y prestaciones, de sus clientes. Prueba de esta vocación son decenas de patentes registradas y exportadas a todo el mundo. Entre éstas figura Ecostar, máquina automotriz radio-accionada para la desinfección y la desinfestación del terreno en horticultura, floricultura, viveros, ambientes protegidos (invernaderos-túneles) y campos abiertos: una máquina que opera según un procedimiento respetuoso con el medio ambiente y con los operadores, gracias a la incorporación en el terreno de un reactivo compatible con el medio ambiente, seguida por una doble inyección de vapor capaz de desencadenar una reacción exotérmica. Otras patentes se refieren a la producción de rotores fresadoras de desenganche rápido y una fresadora de cámara variable. La innovación, por otro lado, siempre ha sido una característica de la empresa: Celli ha sido la primera en utilizar las juntas de arandela en las fresadoras, para garantizar años de trabajo en condiciones críticas pero, también, la primera en realizar fresadoras para interlineas de retorno automático; la primera en utilizar los aceros de alta resistencia contra el desgaste para la labranza del terreno y, aún antes, en desarrollar máquinas plegables diseñadas para no dejar espacio sin trabajar en el centro. Primera pero, a menudo, también única, como en el caso de las gradas rotativas con el bastidor (caja) en una sola pieza soldada; Celli ha renovado completamente la gama de productos en los últimos 10 años.

Mercado y objetivos

Hoy, los productos de Celli se distribuyen en más de 70 países. Además de su sede en Forlì, la compañía controla una sucursal de ventas en Corea y continúa reforzando su presencia en el mercado y trabajando para mejorar su capacidad de penetración en algunas áreas y países emergentes como América Central y el Sudeste Asiático. De la misma manera, Celli tiene como objetivo aumentar y ampliar su gama de productos, con el fin de satisfacer a un número cada vez mayor de clientes con soluciones fiables y de alta calidad.